Kawasaki presenta el esperado modelo de MX2 para 2018 con una serie de cambios para lo próxima temporada… y aún con más avances a nivel técnico.
A la mejora de los componentes de la horquilla delantera se unen los ajustes de la trasera para una mejor absorción de los golpes y acción de la suspensión.
Con el objetivo de reducir los tiempos por vuelta – así como obtener una mayor aceleración desde la parrilla de salida – la nueva KX250F adopta cambios en el funcionamiento del sistema de inyección, el diseño de la zona de admisión y un nuevo concepto del sistema de escape.
Junto con los ajustes revisados de la Fi, se aumenta la presión de la bomba del combustible y el ángulo de montaje del inyector es menor. Por lo que respecta del conducto de admisión, se ha remodelado y hay un embudo de admisión más corto. Para completar, el árbol de levas de admisión se ha adelantado ligeramente en el calado de distribución respecto a modelos anteriores.
Esto coincide con una menor relación de compresión de 13:4:1 y crea más potencia y par motor en la máquina actual.
La nueva forma del sistema de escape contribuye al aumento de potencia y par.  El sistema ahora es más largo y ancho desde la salida de la culata hasta el silenciador. ¿El resultado? Mayor respuesta en la zona baja-media de revoluciones, mejora de la sensación de potencia a lo largo de toda gama de revoluciones y una entrega de potencia más suave y efectiva haciendo mucho más utilizable la zona alta del cuentavueltas.
Centrándose en la ventaja de la aceleración, suavidad, más potencia y par motor y con mejoras innovadoras, la nueva KX250F 2018 se planta como la primera opción de cuarto de litro de MX.