Tienes que comer el sueño, tienes que dormir el sueño, tienes que soñar el sueño. Tienes que verlo cuando nadie lo vea, que sentirlo cuando no es tangible, tienes que creer cuando no puedes verlo. Tienes que estar POSEÍDO POR EL SUEÑO. Este párrafo lo escribió Ken Roczewn hace unos días en su Instagram, y después de leerlo, a mi personalmente se me ponen los pelos de punta.

Pero retrocedamos en el tiempo, el 21 de enero del 2017 Ken Roczen sufre una escalofriante caída en el Angel Stadium de Anaheim, California. El líder del campeonato sale despedido de su Honda y cae contra una rampa en una zona de ritmo, la caída es muy fea, y el piloto aunque dolorido de su brazo izquierdo, sale con ayuda de las asistencias del circuito. Después de la caída, las informaciones empiezan a volar por la redes, el piloto alemán se ha fracturado su brazo, pero tiene una fractura fea, el brazo está roto por varios sitios y el piloto necesitará varias intervenciones quirúrgicas, que el propio Roczen, se ha encargado de informarnos con imágenes y vídeos, que los que hayan tenido ganas los habrán visto, el que escribe no ha querido, y once o doce operaciones después el alemán está otra vez sobre una moto. Hace unas semanas os dejamos un artículo sobre las posibilidades de la vuelta de Roczen a la competición, y en el, nos hicimos eco de informaciones de la web mxvice.com, que desde luego no eran tan optimistas en cuanto a los plazos que maneja Rozcen y su estado físico, pero los acontecimientos se han precipitado en las últimos días y por fin hemos visto al alemán sobre su Honda, pero, todo esto parece muy sencillo así contado, sólo sabe el propio Roczen las que habrá pasado y lo que le queda, porque el que se suba a una moto de motocross, no significa que esté de vuelta.

Los que nos siguen habitualmente, probablemente se habrán dado cuenta, y si no les aclaro, en mxmotocross.es no verán ningún vídeo de caídas, ni de diferentes ángulos del sufrimiento de un piloto cuando besa el suelo, todos los que hacemos posible esta web, montamos en moto y sabemos lo duro que está el suelo, así que aquí no verán sólo  caídas, informaremos de ellas, son parte del juego eso está claro, pero no conseguiremos clicks de visitas por el morbo de una caída, para eso ya hay otros que lo hacen muy bien por nosotros. Y digo esto, por que todos sabemos las consecuencias que tiene una lesión, un hospital, una cirugía, seguro que ninguno habrá pasado por once operaciones, pero os aseguro que cuando pasas por un quirófano una vez, te planteas que diablos haces montando en moto y arriesgando más de la cuenta, por eso después de once operaciones, un brazo lleno de costuras, opiniones médicas en las cuales le invitaban a plantearse una retirada, y médicos que le decían que hasta dentro de un año no podría estar encima de una moto, ver a Ken Roczen montando, no hace si no agrandar su figura y la determinación que el piloto tiene para llegar a cumplir su sueño.

El palmares de Ken Rozcen está al alcance de pocos, y la proyección del alemán hasta su fatídica caída era la de un piloto llamado a reinar en los estadios y perseguir la sombra alargada de los más grandes, como Villopoto, Carmichael, Stewart, Mcgrath y Dungey. En el año 2007 un joven alemán se proclama campeón del mundo junior sobre una Suzuki y encandila a propios y extraños con un estilo muy espectacular y agresivo, los que lo ven, apuestan por el para ser campeón en las categorías mayores en los siguientes años, y nos se equivocan. Irrumpe en el mundial como uno de los pilotos más jóvenes en vencer un GGPP, y en el año 2011 se proclama campeón del mundo en la categoría de MX2, ese año vence 8 GGPP de los 15 que se disputan, y es segundo en otros 4 GGPP, y ese año año, ya apunta a los Estados Unidos, participa en algunas carreras seleccionadas por él y por su equipo, el Team KTM Factory, consiguiendo dos podium en Anaheim II y Las Vegas en la categoría Lites.  A partir del año 2012 Roczen corre en USA a tiempo completo, y sigue dando destellos de los que se espera de el, segundo en el campeonato de la Costa Este detrás de un tal Justin Barcia, y ganador del motocross de las naciones con su país, y es en 2013 cuando consigue el título dela Costa Oeste en Lites delante de Eli Tomac, Cole Seely y Jason Anderson, demostrando una determinación digna de los grandes campeones. La temporada 2014 le toca subir de categoría y gana el campeonato americano de motocross a la primera, consiguiendo 584 de 600 posibles, la cuarta mejor marca de todos los tiempos, detrás de los plenos de Stewart y Carmichael. Lo dicho un piloto por encima del resto.

Todas estas victorias, toda esta trayectoria, no hace si no demostrar que Roczen es un piloto con una determinación por encima del resto, la que hace que uno sea un gran campeón.  El quiso ser campeón del mundo y lo hizo muy joven, quiso saltar a Estados Unidos y lo consiguió a base de demostrar que podía ser el más rápido, ganó el título y aunque lo más sensato hubiera sido seguir con KTM, fichó por Suzuki RCH, porque lo que quería, era ser campeón en 450, en KTM tenía a Ryan Dungey como jefe de filas, lo consiguió y cuando pudo, fichó por el mejor equipo, el que más medios dispone, el Honda HRC USA, lo consiguió, y ahora aunque los médicos le dijeron que no podría, y mucha gente aun cree que no llegará a ser el de antes, el se empeña en demostrar que va a poner todo lo que hace falta para llegar, que va a comer el sueño, dormir el sueño, soñar el sueño. que lo verá cuando nadie lo vea, que lo sentirá cuando no sea tangible, que creerá cuando no pueda verlo, y desde luego que está POSEÍDO POR EL SUEÑO.

Texto: HMB

Fotos: Suzuki RCH, mxgp, Honda y Ktm