La nueva Honda CRF250 ya es una realidad y oficialmente ya se conocen las primeras informaciones sobre la nueva moto, y nueva es en el amplio sentido de la palabra, porque la Honda CRF250, es una nueva moto por completo.

Las Honda 250 de los últimos años, eran motos consideradas lentos con falta de potencia, muy ágiles, pero una moto de 250 necesita potencia, y más viendo como la competencia le iba superando en cifras de potencia una tras otra. Lo ingenieros de Honda han trabajado en todos los aspectos de la moto, una moto que se aleja totalmente del modelo 2017 y se acerca totalmente a su hermana mayor la CRF450. Pero veamos cuales son las grandes novedades de la nueva y esperada Honda CRF250 2018.

Motor completamente nuevo. En Honda han tirado la casa por la ventana y han cambiado por completo la configuración del motor, sustituyendo su característica culata UNICAM de un sólo árbol de levas, por una de doble árbol, sustituyendo las válvula de admisión por unas 2,5 mm y la de escape 1 mm más grandes, ambas en titanio, además Las válvulas de admisión tienen 1,3 mm más de elevación, mientras que la elevación de la válvula de escape es 1,1 mm más alto. El ángulo de la válvula es más estrecho a 20,5 grados. El cilindro está desplazado 4.5mm adelante de la línea central (era 4.0mm hacia adelante en 2017).

Honda anuncia el primer sistema de escape dual, y aunque en la 2017 el sistema tenía una doble salida de escape, en el modelo 2018 el motor dispone de dos salidas de gases iguales y que parten desde el cilindro, un sistema curioso, que supuéstamente dotará a la menor de la saga de mayor potencia en la zona media de la banda de potencia.

La nueva CRF250 contará como su hermana mayor con arranque eléctrico, con el mismo sistema ya visto en la CRf450. No sólo adopta el arranque eléctrico de su hermana mayor, los plásticos, y hasta el deposito de gasolina en titanio es herencia directa de la Honda CRF450 2017.

Cambio de aires. La nueva CRF250 desecha la horquilla de aire que montaba los áltimos años y ahora recibe la nueva horquilla Showa de muelle helicoidal que también monta de serie la Suzuki RZ450 2018 y la CRF450 2018 y un amortiguador 39mm más bajo para centralizar las masas más que en el modelo anterior.

Y para terminar con el motor, dispondrá de tres mapas de motor que como en los últimos años se podrán seleccionar desde el mando en el manillar de la moto.

El chasis también cambia de cara a este 2018, se han revisado las dimensiones del mismo acortando en 3mm la distancia entre ejes, y cambiando el basculante por uno 15mm menor en longitud que en el pasado. En total el chasis 2018 es 340 gramos más ligero que el año pasado.

Sólo nos queda por descubrir el precio de la nueva moto y la disponibilidad en las tiendas, pero, por todos los detalles anunciados, la nueva Honda, promete destacar en los campos que su antecesora se quedaba atrás, motor y suspensiones, sólo falta saber su comportamiento en pista.

Sistema de escape Dual y nueva culata doble árbol, adiós UNICAM

 

Depósito en titanio y estética heredada de la Honda CRF450

arranque eléctrico de serie

 

3 mm menor la distancia entre ejes, con un basculante 15 mm más corto

 

Nueva horquilla Showa de muelle helicoidal