MOTOCROSS EN CALIFORNIA. VIAJE AL SUEÑO AMERICANO. PARTE 2

Casa Menefee

Llevamos más de 20 horas casi sin dormir, hemos atravesado el Atlántico hasta el Pacifico, hemos sufrido un atasco de más de 3 horas, pero el cansancio aún no nos hace mella y estamos deseando llegar y conocer la casa, ver las motos, hemos tenido varias disputas por elegir moto para montar de las que hay disponibles, la sangre no ha llegado al río, pero en definitiva estamos como locos por poder rodar, a poco de llegar a Temécula, vemos desde la Highway el circuito de pruebas de Kawasaki, donde hacen los test de supercross los Tomac, Grant etc. Alucinamos con las rampas, madre mía!!.; en la autopista seguimos alucinando  con los coches de california, está lleno de Pick Up inmensas, por supuesto de gasolina, aquí el diésel apenas existe, y ya hemos visto por el camino alguna pick up con moto de motocross encima, típica estampa de esta zona.  Por fin se acaba la autopista y tomamos la salida hacia Menefee, que es donde está la casa,  llegamos hasta un camino de tierra donde hay grandes casas a ambos lados del propio camino, fincas sin vallar, con grandes casas en una sola planta, típica construcción americana, y al fondo vemos una casa con un tráiler caravana, tres furgonetas y gran garaje, parece que esa será nuestra casa los próximos 10 días. ¡¡LLEGAMOS!!

Bajamos de la furgoneta, una Chevrolet de 12 plazas, que aún no sabemos, pero será nuestra compañera de viajes y de risas durante las vacaciones, y nos adentramos en la casa, primera visita, al garaje, gran espacio repleto de motos, todas en fila, limpias y listas para rodar, dejamos nuestras maletas y pasamos a la casa, típica casa americana, estancias muy grandes, un salón inmenso con cocina integrada, típico frigorífico americano presidiendo la cocina y hacia las habitaciones, grandes y con literas, tres literas por habitación, así que rápidamente cogemos sitio, nos acomodamos, pillamos Wifi, y a descansar. En la casa ya se encuentra Nacho uno de nuestros compañeros, que ha viajado dos días antes, porque las combinaciones desde Asturias, su ciudad, eran peores y ha adelantado su viaje, después de ver lo cansados que estamos y hablar con Nacho , definitivamente mañana tenemos claro que no vamos a rodar, mañana será nuestro primer día completo y lo aprovecharemos para visitar tiendas de motocross, ¡chicos preparad las tarjetas visa!.

DIA 1

Tienda Tamécula Motorsport

Los ojos como platos a las 04:30 A.M, madre mía que Jet lag, la verdad que con 9 horas de diferencia horaria con España, acostumbrarse a los horarios no es tarea fácil, y uno que no tiene mucha facilidad para dormir, pues lo nota, así que después de repasar noticias y leer un rato en la Tablet, me dispongo a ver el primer amanecer en California desde la terraza de nuestra casa. Según avanza la madrugada-mañana, se van levantando el resto y comenzamos a hacer los planes, hoy nos toca ir de compras, hemos decidido que aprovecharemos para visitar varias tiendas de motocross y así comprar lo que necesitemos en estos días. Las tiendas aquí, como todo, son a lo grande, vistamos Temecula Motorsport una gran tienda cerca de casa, y damos rienda suelta a la VISA. Cosas importantes: Los precios son los mismos que en España, lo único que se gana es el cambio, es decir, si un casco vale en España 450 Euros allí cuesta 450 dólares, si el dólar está más bajo que el Euro te saldrá más barato, si no, mismo precio que en España, lo interesante es ver las ofertas de ropa de fuera temporada, ahí encuentras super precios y ropa que en España no consigues, ahí está lo interesante. Visita obligada a CHAPARRAL, la tienda por excelencia, un auténtico supermercado del motocross, tanto en dimensiones como en variedad, es una pasada, en dimensiones es como un Carrefour o Alcampo, es una bestialidad, motos, recámbios y ropa, todas las marcas, todos los modelos y todas las tallas, si no está en Chaparral es que no existe, visita obligada si estás en Los Ángeles y te gusta el motocross, después de pasar casi todo el día de compras, y con nuestro botín, volvemos a la casa y después de descansar salimos a cenar para reponer fuerzas y descansar. Mañana comienza lo bueno, mañana montamos en moto.

Circuito LACR

DIA2

Hoy nos toca madrugar, el primer día vamos a ir a LACR (Los Angeles County Raceway Motocross) este circuito está un poco lejos de nuestro radio de acción, pero los veteranos nos lo recomiendan, nos dicen que es un circuito muy chulo, y vaya que si es chulo. LACR se sitúa en una antigua cantera, es un paraje semidesértico, y excavado a la tierra, un inmenso valle donde se enclavan tres circuitos, el Veteran, el Main, y el Junior. Es alucinante, cuando llegamos al circuito el camión con las motos y las carpas ya está allí, con todas las motos alineadas, esperando por nosotros, Sam y Aaron están calentando las motos y terminado de ponerlas a punto, es un lujo llegar al circuito y tener dos mecánicos para ti, un lujo al que no estamos acostumbrados. Elegimos motos y nos disponemos a salir, que nervios, es casi como la primera vez que entré en un circuito de motocross, hoy en el circuito hay muchas motos rodando, más de 150 motos aproximadamente, pero teniendo tres circuitos no nos molestamos, decidimos comenzar por el trazado Vet, y salimos a rodar. La primera toma de contacto es salvaje, terreno perfecto de humedad, de adherencia y totalmente planchado, las rampas de los saltos impecables, las recepciones igual, y el grado de dificultad del circuito vet, para todos los públicos, circuito rápido  y con una zona de woops alucinante de cuarta a fondo, para empezar un 10 de circuito, circuito con desnivel, largo, y con mesetas de dificultad media, después de rodar una manga con una YZF250, decido coger una Kawa 450 2016 y vuelvo al circuito, con todo memorizado, tengo un pique con un chico en una Suzuki, con un traje SEVEN amarillo, y el número 7 en su porta números, y además el tio es de color, cosa que descubro después, aunque eso sí, nada que ver en cuanto a velocidad con el verdadero “Stewart”, al final me saluda como si de una carrera se tratara, buen rollo por aquí!. Después de dos mangas en el Vet, es momento de pasar al circuito PRO o Main, este es mucho más serio, saltos mucho más grandes, y con mayor dificultad, tiene un triple en subida muyyy largo, y otro salto en bajada que tiene dos recepciones una de ellas muy lejos. Aquí la cosa se complica, aunque no hay baches, las curvas están mucho más cerca de las rampas de los saltos y hacerlos limpiamente es más difícil, hay que estar mucho más atentos a la conducción. El triple deja el primer herido, Sergi se ha quedado algo corto y se ha hecho daño en el gemelo, y el gran protagonista de la jornada ha sido Juanmi, ha “tirado” el triple de bajada larguísimo del PRO, y todos estamos alucinando con él, después de terminar rendidos nos cambiamos y volvemos a nuestra Chevrolet para regresar a Menefee, mañana toca Lake Elsinore, muy cerca de casa.

Cooper Webb en Lake Elsinore

DIA3

Lake Elsinore

Poco a poco nos vamos adaptando al horario americano y descansamos mejor por las noches, y después de un largo día en LACR ayer y una tarde en casa descansando y comentando nuestras impresiones sobre el primer día, nos disponemos a desayunar para ir Lake Elsinore, circuito mítico que está a 20 minutos de la casa. Casi todos hemos elegido moto después del primer día y hoy toca sólo montar, no adaptarse a ninguna moto nueva, después de desayunar vamos a un supermercado a comprar comida para el circuito, en el precio de la casa está incluido el desayudo, pero comida y cena corre de nuestra cuenta, compramos fruta, bebidas energéticas, barritas y algún que otro capricho y salimos hacia el circuito. Hemos llegado casi los primeros, y aún nadie ha salido a la pista, el circuito está cercado por una valla blanca muy característica, lo habréis visto en vídeos, el circuito se llega a ver desde la autopista, Elsinore presenta un terreno de arena oscura, no tan buena como LACR, muy labrado y embarrado, y con saltos largos y muchos de ellos ciegos, como es habitual el camión con nuestras motos salió antes y ya nos espera allí con las motos listas para rodar, como en LACR hay un circuito Vet, pero desde fuera parece excesivamente fácil y nos decantamos por entrar directamente al PRO. Hoy hay pocas motos, pero con pilotos de nivel, entre ellos Cooper Webb, que está con su pick up y con dos Yamahas y tres técnicos, están haciendo test de suspensiones para motocross, y madre mía como va, en un circuito aún muy pesado por el riego, y muy difícil, rueda a tope pero recorta alguna parte del trazado porque están probando alguna cosa concreta. Es nuestro turno, Lake Elsinore desde dentro impresiona, los saltos tienen unas rampas mucho más empinadas, combina saltos dobles con mesetas y saltos con rampa un gran agujero y una recepción más lejos, es decir, saltos de confianza, y en estos primeros compases nos cuesta tirarlos, a esto le sumamos el estado del terreno, embarrado y con roderas, y Lake Elsinore nos da la bienvenida a los “Estates” como es debido, Conforme vamos rodando, los saltos los vamos haciendo aunque algunos con mucho miedo, y vamos cogiendo ritmo, empezamos a rodar un poco más a gusto, Dani con la 125 es de los que peor lo está pasando, y Sergi que hoy está con muletas desde fuera nos empuja a todos, pero a algunos nos cuesta, hoy Ivan, Juanmi y Nacho nos llevan ventaja, los saltos no son para tanto, nos dicen, hay que hacerlos, y detrás de Ivan tiro el gran salto central, y un salto ciego con rampa un gran hueco central, que cuesta pasar con la moto sin hacerlo y con una caída al otro lado de un puente, un salto que impresiona, pero detrás de él cojo velocidad, y sale sólo, es verdad no son para tanto, pero ha costado hacerlos, terminamos el día con un buen sabor de boca, menos Juanmi que se ha caído en una rodera y le duele la rodilla bastante,  ha costado, pero al final podemos decir que hemos podido al circuito y Lake Elsinore no es un circuito fácil. Volvemos a casa y nos toca tarde de descanso y risas, empieza a hacer su presencia una de los nombres del viaje, el BENGAY, un crema analgésica con un olor muy intenso que hace maravillas a los lesionados y los que llevamos algún que otro golpe o lesión que arrastramos desde España.

DÍA 4

Test Track Troy Lee Desing

¿Descanso? Hoy tenemos un tour de visitas de motocross, vamos a ir a los circuitos de supercross privados de KTM, Try Lee, Honda etc.. y culminaremos con visita a la tienda Troy Lee Desing y Pro Circuit.

Comenzamos por los “Test Track” que están en Corona, localidad próxima a Temecula, como os decía nos pilla todo relativamente cerca, el sitio está bastante escondido, se pasa por unas canteras, donde hay unos caminos transitados normalmente por camiones, y asciendo una colina llegamos hasta los circuitos, veremos si tenemos suerte y hay alguien rodando. Por las fechas, los equipos ya están con los test de motocross, así que es difícil que veamos a los pro entrenando. El primer circuito que vemos es el de KTM, pero vacío, nos bajamos de la furgoneta y vemos desde cerca el circuito que está vallado, las rampas de los dubies son impresionantes, y los saltos aún más. El circuito está en un terreno pequeño, todo muy apelotonado, pero en un estado impecable, riego automático, planchado y listo para rodar. Escuchamos ruido de motores, y subimos hasta otro circuito que parece ser de Troy Lee, allí están grabando un vídeo, y haciendo fotos, dos pilotos sobre KTM, con ropa FLY, uno de ellos lleva el dorsal 18, puede ser Millsaps, tiene toda la pinta, no están entrenando, están con una sesión de fotos y no hacen todo el recorrido, están por secciones, pero es espectacular como enlazan los saltos y las zonas, otra liga. Finalmente llegamos hasta la parte más alta y podemos ver desde arriba el circuito de Honda, y aquí si están rodando, es Vince Friese, del equipo Honda Moto Concept, nos quedamos un rato viendo rodar al de Honda y es un espectáculo, y este piloto es de los que les cuesta entrar en las finales, como será ver rodar de cerca a los Dungey, Tomac, Roczen etc..

Troy Lee Desing Tienda

Seguimos camino hasta la tienda Troy Lee Desing, un visita que aunque obligada, no te aporta mucho, la ropa que hay allí la puedes comprar en España, y la tienda en sí, es bonita pero sin más, hay muchos recuerdos de pilotos en las paredes, tanto de supercross, como de la Nascar, velocidad y demás deportes del motor, mientras algunos están comprando nos salimos, y justo llega uno de los camiones de Troy Lee, con ropa 2018, han debido ir a grabar algo con la ropa de la nueva temporada, y ¡Sorpresa! El mismísimo señor Troy Lee se baja de una Pick Up y se para con nosotros,  nos pregunta de donde somos y se queda unos minutos de charla, un auténtico privilegio.

Última parada del día, Pro Circuit, llegamos hasta sus instalaciones y nos hacemos las fotos de rigor en la entrada, esta visita merece más la pena, sobre todo por ver la colección de motos campeonas que tienen en el Hall, están las motos de Carmichael, Villopoto, Mcgrath, Pichon, Townley y largo etcétera de grandes campeones que han pasado por la manos de Mitch Payton, aprovechamos para comprar algún regalo y terminamos el día de visitas bastante cansados, parada en IN-N-OUT hamburguesa doble con queso y a descansar a casa que mañana volvemos a la carga.

DIA 5

Circuito Cahuilla Creek MX

Hoy nos toca madrugar, tenemos que ir hasta el circuito de Cahuilla Creek MX, un auténtico circuitazo, se encuentra en el interior, hacia el desierto de Borrego, el camino es largo y por carreteras secundarias. Antes hacemos nuestra parada diaria en el supermercado para comprar provisiones, alguno se compra cosas muy peculiares para comer en el circuito, y sin duda nuestro Lluis se lleva la palma. Durante el camino podemos observar el profundo oeste americano, paisaje semi desértico, con casas bajas, algunas construidas con retales, que desde fuera dan respeto, parecen de peli americana de miedo, con algún coche o camioneta muy vieja también típica americana. Durante el viaje podemos seguir la segunda manga de Jorge Prado en Pietramurata por las redes sociales, y vibramos con la primera victoria de Jorge en el mundial, sobre todo Ivan, fan máximo de Jorge. Llegamos al circuito con el buen sabor de boca de escuchar a un español ganando en el mundial y vemos el imponente circuito de Cahuilla Creek, es un espectacular circuito natural con una anchura de pista brutal, con grandes saltos naturales, y como casi todos los circuitos aquí, cuenta con tres trazados, tiene un vet, muy chulo y divertido que hoy presenciará buenos piques entre nosotros.

Pol, Jordi y Hugo Cahuilla Creek

Hoy el circuito está muy lleno, hay muchas motos y pilotos ilustres, Grant Langston está rodando y Ryan Hughes también, lo hacen juntos y madre mía que ritmo y estilo tienen estos veteranos, además hoy también está el hijo de Ryan Deegan, Danger Boy Deegan, el chaval va rápido, pero observando un poco su conducción, quizá sea más rápido en las redes sociales que el circuito, el chaval va muy rápido, pero hay otro chicos sobre motos de 85 que van tan rápido como él o más siendo unos desconocidos para nosotros. Nos toca a nosotros probar, subimos a nuestra Kawa 450 y empezamos por el Vet, que circuito más divertido, rápido con saltos fáciles, bien hechos y con un terreno arenoso, que aún está sin baches, Jordi, Dani, Pol Y Yo rodamos juntos, y nos damos algunos hachazos, sobre con Dani tenemos un par de vueltas con un bonito pique, toca el turno del Pro. Cahuilla es un circuito que impone, y aquí te das cuenta el porqué de una 450, es su hábitat natural, pista ancha y  larga, con desniveles, y saltos naturales muy grandes, es un circuito largo y cuesta memorizar todas las zonas, pero en la segunda manga ya tenemos el circuito en la cabeza y podemos rodar más rápido, con la cantidad de motos que están rodando, los baches y las roderas empiezan a salir, y empieza el motocross de verdad.

En Cahuilla vemos una estampa muy típica de aquí, el riego del circuito lo hacen con mangueras mientras la estamos rodando, lo hacen con sumo cuidado de no mojarte y no quitar visibilidad, y así consiguen que el circuito aguante en buenas condiciones de humedad, porque hoy hace bastante calor, en el vet, tienen un camión que riega, y que tiene varios conductos para que el agua salga por arriba, los laterales, o por debajo, dependiendo de lo que necesiten, un gran invento que está presente en casi todos los circuitos que visitamos.

El día termina con los cuerpos bastante cansados, hemos hecho muchas vueltas, y el circuito a última hora estaba muy roto y bacheado, las manos empiezan a dar señales de fatiga y toca terminar y descansar pera estar mañana a tope. Volvemos a casa y pasamos la tarde viendo las fotos que Siscu nos ha hecho, algunos juegan a la Play que hay en la casa y otros descansan, hoy cenamos en casa, Jordi nuestro Chef particular nos prepara una gran cena, y después de un rato de tertulia a dormir, mañana toca Milestone….

Continuará……