Broc Tickle dice que está trabajando duro para preparar su carrera de regreso en el supercross de Tampa, Florida, el 15 de febrero después de que se haya completado su sanción por positivo en un control antidoping.

El equipo KTM despidió al piloto hace casi dos años por no pasar una prueba de drogas, pero el AMA lo dejó en el limbo durante mucho tiempo antes de que se confirmara su castigo. Ahora, parece que la luz al final del túnel aparece para Tickle, quien es conocido por su arduo trabajo y sostiene que no estaba tomando intencionalmente nada que fuera ilegal.

Tickle dijo: “¡Las cosas se están poniendo en su lugar y estoy listo para el desafío!”

Con casi dos años de descanso, será interesante ver cómo rápidamente puede volver a su ritmo justo en medio de una temporada de supercross cuando todos sus rivales estén al día.