Durante la salida de la manga final en el Supercross de Seattle, Reed perdió el control de la Suzuki número 22 en una zona de ritmo, chocando con otro piloto y saliendo despedido en el siguiente salto contra Justin Brayton, que también sufrió la rotura del ligamento de su rodilla, lo peor llegó instantes después, cuando la moto de Kyle Chisholm colisionó contra Reed, que estaba en el suelo contra la moto de Brayton, dejando una imagen preocupante. Las lesiones que sufrió el piloto, ocho costillas rotas, escápula rota y pulmón colapsado. Lo que parecía un adiós seguro a la temporada y una posibilidad de haber visto la última carrera como profesora de Reed en el AMA Supercross, ha sido simplemente una nueva piedra en el camino de Reed, ya que el piloto ha declarado que quiere estar presente en Las Vegas, ¿Llegará a tiempo?.

Después de este parte médico y con 37 años de edad, lo normal en cualquier piloto sería tomarse con calma la recuperación y por supuesto plantearse su vuelta a los circuitos con mucha clama, pero la calma no entra dentro del vocabulario del mítico piloto australiano Chad Reed, el de Suzuki ya entrena sobre su MTB para intentar llegar a tiempo a la última carrera del año que se disputará en Las Vegas, el 4 de mayo es la cita en la ciudad del juego, y aunque parece casi imposible llegar a tiempo, el Aussie no deja de intentarlo, aún no puede entrenar sobre su moto, pero si en las dos próximas semanas Reed puede subirse en la moto y entrenar, el de Suzuki JGRMX intentaría la machada de llegar a tiempo para cerrar la temporada 2019 sobre la moto.