El Campeonato de España de Motocross ha arrancado este pasado fin de semana en Albaida, Valencia, y los demoledores resultados registrados por Iker Larrañaga en MX2 demuestran a las claras que sus largos meses de convalecencia no han mermado en absoluto su condición de campeonísimo.

n los entrenamientos cronometrados, mejor tiempo de su grupo y mejor tiempo absoluto. En la manga de clasificación, victoria y vuelta rápida. En las dos mangas de carrera, victoria y vuelta rápida también, y en la suma final de puntos, destacado primero absoluto y, consecuentemente, líder provisional del certamen. ¿Quién da más?

«La verdad es que a Albaida llegué un poco tocado, con problemas de estómago, pero la cosa fue mejorando y el domingo ya me encontraba si no al ciento por ciento, al menos sí en condiciones de poder afrontar las dos mangas de carrera.

El terreno estuvo bastante seco durante todo el fin de semana y poco a poco se fue rompiendo, pero tengo que reconocer que yo me divertí mucho rodando en esta pista. Había, por un lado, una sección de olas verdaderamente técnica y luego, una serie de saltos muy espectaculares, en los que, con tanto público que acudió a presenciar la prueba, te lo podías pasar muy bien.   

En cuanto al desarrollo en sí de las mangas, decir que en la de clasificación gané con relativa comodidad, sin arriesgar demasiado, solo lo justo, y luego en las de carrera realicé dos buenas salidas, ambas, en el grupo de cabeza, con lo cual enseguida pude ponerme líder y mantener esa posición hasta la bajada de la bandera a cuadros».