¿Que es el cross training y cómo se aplica a la moto de campo?

Con este nombre tan crossero uno podría pensar rápidamente que se trata de un entrenamiento que de alguna manera está ligado al mx. En realidad, la respuesta es no, pues el “entrenamiento cruzado” es una fórmula para complementar y sobre todo mejorar nuestro rendimiento deportivo en la moto, saltando a practicar otros deportes que en principio nada tienen que ver con nuestras disciplinas del motocross y el enduro. 

No es ningún secreto que para ir bien en moto hay que hacer moto, para que nuestro físico se adapte a las particularidades de nuestro deporte. Cardio, reflejos, fuerza, coordinación, equilibrio y concentración tienen que estar entrenados y habituados a la conducción deportiva, para que seamos buenos pilotos. Esto es verdad, pero solo en parte. Sin el aprendizaje de las técnicas correctas de pilotaje de la moto de campo, nuestra evolución se detendrá pronto y nuestro nivel y velocidad será idéntico año tras año, por mucha moto que hagamos y muy adaptados que estemos. Por otra parte, según aumente nuestro ritmo y nos marquemos metas más allá de salir a rodar con los amigos por pura diversión, habrá que empezar a tomar en consideración otros factores, el fundamental es mejorar nuestra forma física: ¿más moto? No, quizás no hay que subir las horas encima de la moto si ya se entrenan varios días a la semana, pero sí la calidad de los entrenamientos y sobre todo hay que empezar a complementarlos.

¿Complementarlos? Sí, aquí es donde entra en juego el cross training, el “entrenamiento cruzado”. En un nivel de piloto amateur (en USA, todo aquel que no tiene un sueldo del equipo o la fábrica por correr, por mucho que ande, tenga licencia Pro, apoyos…) que es lo que predomina en España, salvo un reducidísimo grupo de pilotos que todos conocéis, se trabaja para pagar las facturas durante la semana y se disfruta de la moto los findes, porque no es fácil rodar entre semana, quizás un día, pero normalmente está complicado. Pero sí se puede sacar tiempo para entrenar para mejorar la forma física: ciclismo, atletismo y gimnasio (con diversas fórmulas) pueden ayudarnos mucho, sin tener en principio nada que ver con la moto, pero son deportes de los que podemos obtener buenas transferencias. 

Un programa semanal de dos días de moto, dos días de entrenamiento cardiovascular, dos días de gimnasio (fuerza, resistencia, propiocepción…) y uno de descanso o comodín, puede ser un buen plan para el común de los mortales.

En este plan, tendremos que planificar muy bien los periodos de carga y recuperación, como comentamos ya en otro artículo, para que nos beneficiemos de la súper compensación, recordando que la gasolina que le metemos al cuerpo es fundamental. Suplementos específicos como los de Ryno Power son la mejor ayuda para entrenar duro y recuperarse rápido. 

Hablaremos en esta ocasión del ciclismo de carretera como deporte cruzado que nos puede ayudar a mejorar en la moto. Aunque en una manga de mx o una crono de enduro vayamos a tope, con las pulsaciones por encima del 80% de nuestra capacidad (si no más…) en realidad mejoraremos sí mejora nuestra capacidad aeróbica, que es el cimiento que le hace falta a nuestro sistema circulatorio para rendir a pulsaciones elevadas. A más facilidad tengamos para llevar oxígeno a los músculos y eliminar sustancias de desecho como el ácido láctico, seremos mejores pilotos. Sí o sí.

La bicicleta, a parte de servirnos para planificar una buena recuperación activa tras las carreras, nos permite entrenar las piernas y fortalecerlas para la moto. Si pedaleamos al menos dos horas (de ahí en adelante…) a una frecuencia cardíaca baja, cercana a nuestro umbral aeróbico, durante un par de días a la semana, por lo menos un par de meses, podremos mejorar nuestro sistema circulatorio justo ahí donde se necesita, en la base, generando capilares que lleven oxigeno a los músculos, ya que entrenando únicamente con la moto, con nuestro corazón casi siempre pasado de vueltas, esta mejora circulatoria casi no se produce. Juntando este tipo de entrenamiento cruzado ciclista con la moto, sí experimentaremos un aumento importante del rendimiento, incluyendo lógicamente la resistencia.

Un buen momento para introducir y tomarse más en serio este entrenamiento cruzado con la bici de carretera es en la pretemporada (que es algo más que el periodo que va antes de la temporada), donde primaremos el volumen frente a la intensidad, para gradualmente ir invirtiéndolos según se acerquen las carreras.

Por lo tanto, recordar el cross training. Introducir en vuestro programa deportes complementarios al motocross y enduro para haceros mejores pilotos. La clave de la mejora en la mayoría de pilotos amateurs reside casi siempre en reforzar la base aeróbica sobre la que levantar los pilares de nuestro entrenamiento.