Jorge Prado lo ha vuelto a conseguir, el español ha vuelto ha proclamarse campeón del mundo de MX2, lo hizo el pasado fin de semana, rodeado de los suyos, y a lo grande, como es el, ganando la primera manga en Suecia.

Jorge sigue acumulando elogios, portadas y reconocimiento a su gran temporada y proyección, ahora toca pelear contra los más grandes, en el año 2020 en la categoría de MXGP, esto será el año próximo, aunque tendremos una primera entrada en el motocross de las naciones, cuando Jorge, debute sobre una 450 contra los más grandes.

Diego Muñoz: Desde fuera ha parecido fácil cómo ha conseguido su segundo título en MX2, pero seguramente no ha ha sido así…

JORGE PRADO: “No, para nada. El año pasado fue un campeonato distinto porque fue una lucha permanente con muchos pilotos y con uno en concreto al que había que recortarle puntos sin cometer errores, este año es diferente porque estoy yo un paso por delante de mis rivales y puedo gestionar las carreras de otra manera. Estoy haciendo muy buenas salidas, después cojo algo de ventaja y luego mi trabajo consiste en mantenerme frío y concentrado para no cometer errores hasta el final. Esta temporada he progresado y creo que en lo que es la categoría de MX2 está saliendo una temporada perfecta, con buenos cronos, buenas clasificatorias, buenas salidas, buen ritmo de carrera…un año muy bueno”.

DM: Dicen que el sabor de un primer título es inmejorable, pero a juzgar por la emoción de su celebración, por las lágrimas y los abrazos, Jorge parecía apreciarlo tanto o incluso más


JP: “Cada año es totalmente distinto y cada éxito se disfruta de una manera. El año pasado fue un año muy complicado porque tuve que estar remontando desde el principio; este año también tuve una pequeña lesión y no pude disputar la segunda carrera con lo cual tocó también remontar para coger la placa roja, aunque en esta ocasión la recuperé bastante pronto. Digamos que nos ha salido una temporada perfecta, ganando todas las carreras en las que he competido menos esta última (risas), sin cometer casi errores, sin caerme y estoy muy contento. Hemos trabajado muy duro durante estos dos años en Italia con el Team De Carli para conseguir un buen set-up de la moto y para encontrarme bien físicamente. Ahora mismo me encuentro mejor que nunca, no sólo físicamente, también con el equipo, el entorno…fue un sacrificio importante para la familia y la gente que me rodea, pero estoy muy orgulloso de como están yendo las cosas y de rematar así el año con el título y además con una victoria”.

DM: ¿Qué aprendizaje saca de esta temporada?

JP: “Lo que más he aprendido este año es a competir contra mí mismo. Había situaciones en las que llevaba mucha ventaja y lo único que podía fallar era yo mismo. El año pasado era todo más igualado, pero este año he estado casi siempre un poco por encima de los rivales y eso te hace cambiar la forma de correr. Todavía puedo mejorar mucho, tanto físicamente como en pilotaje; yo siempre tengo la mirada en los pilotos de MXGP y veo que puedo mejorar en muchos aspectos”.

DM: ¿Se ha llegado a aburrir en alguna manga?

JP: “Aburrir no me aburro porque siempre intento andar lo mejor posible y disfrutar de las mangas. Piensas en seguir concentrado y estoy tranquilo porque no tengo problemas con esto, me centro en mi trabajo, miro la pizarra, sigo mis tiempos y las indicaciones e intento no complicarme la vida. En algún caso he pensado en MXGP durante la carrera, pensando que ellos ruedan más rápido, aunque no creo que sea bueno comerse tanto la cabeza. Siempre miro sus tiempos y sus carreras, y en alguna ocasión he estado pensando en ello durante la carrera. En Lommel por ejemplo me cai en la última vuelta porque quería aumentar la ventaja que tenía y eso que ya estaba a 35 segundos. Además no podemos comparar demasiado porque el circuito cambia mucho entre nuestras mangas y las suyas y porque al ser motos más potentes hacen trazadas distintas”.

DM: En motocross, como en casi todos los deportes de motor, el inicio tiene un gran impacto en el desarrollo de la carrera. Prado ha sido un especialista desde que era muy joven, tiene los reflejos y la técnica para tomar la delantera al final de recta.  ¿Cómo valora el hecho de llevar 21 ‘holeshots’?


JP“He hecho muy buenas salidas siempre, pero en algún caso como en Rusia que salí mal, rápidamente conseguí remontar. Entiendo que para el público sea más interesante una carrera con emoción, pero para mí es mucho más cómodo y seguro salir primero para evitar riesgos de caídas o toques. Precisamente la segunda manga de Suecia es un buen ejemplo, por recuperar pronto la cabeza de carrera me caí y luego tuve que seguir y remontar con la maneta de embrague torcida”.

DM: ¿Le da rabia no haber podido superar el récord de victorias consecutivas de Jeffrey Herlings?

JP: “Yo estoy aquí para cumplir mi objetivo y este año el objetivo era ser campeón del mundo, si luego además se suma algún récord, bienvenido sea, pero no es lo que busco. Yo no me fijo en los récords, luego cuando miras atrás es bonito ver lo que has conseguido, pero cuando compites no puedes estar pensando en esas cosas, ni en la edad, ni en las estadísticas”.

DMHa roto el récord de ser el bicampeón del mundo más joven y el año próximo se enfrenta a alguno más porque con 19 años recién cumplidos va a estar ya militando en la categoría máxima del motocross, la de MXGP con motos de 450 cc…

JP: “Gajser también pasó muy joven. Yo, aunque no quisiera, tengo que pasar por reglamento al haber sumado mi segundo título en MX2. Va a ser un gran reto, no va a ser una temporada nada fácil, pero yo voy a intentar estar a la altura, llegar a las carreras muy bien preparado y darlo todo… El año que viene se verá cómo puedo competir con los rivales de la categoría máxima. Voy sin presión, pero aspirando a todo”.

DM: ¿No le asusta enfrentarse a pilotos como Cairoli, Gajser o Herlings?

JP: “Ellos son pilotos más, muy buenos, pero pilotos de motocross como otros todos los demás y en la pista no hay que temer a nadie, todos vamos a por la victoria”.

DM: ¿Ha probado ya la moto grande?

JP: “No, todavía no he probado la 450 cc, dicen que sí, pero no lo he hecho, sino lo diría. Me subiré en ella esta semana para hacer la primera puesta a punto en Italia y después prepararemos el Motocross de las Naciones en Bélgica después del Gran Premio de China”.

DM: ¿Cómo encara el Motocross de las Naciones en Assen?

JP: “Viendo que la temporada se acaba y que la última carrera es el Motocross de las Naciones, el equipo y yo hemos decidido salir en Assen con la cuatro y medio, para probar e ir preparandonos de cara al año próximo, sin presión, pero para aprovechar la ocasión y hacer salidas ya en carrera, ver qué tal me encuentro yo en competición con una cuatro cincuenta… Es más un tema de sensaciones que de resultados, aunque obviamente intentaremos hacerlo lo mejor posible para España. Es otro desafió para la temporada y una ocasión para tomar referencias y coger experiencia”.

DM: Pero las expectativas son altas porque en Assen has hecho grandes cosas ¿no?

JP: “En Assen tengo que reconocer que me encuentro bien y se me da bien, he ganado allí dos grandes premios, siempre he hecho buenas carreras y he batallado con Herlings que es el supuesto mejor piloto en arena, con lo cual es normal que la gente quiera ver una nueva batalla entre los dos”.

DM: ¿Cómo se plantea el año próximo?

JP: “En 2020 lo único que espero es hacer buenas carreras, andar bien en moto y no lesionarme, eso es lo principal. Es un desafío más, es mi primer año en la categoría máxima, va a ser un año complicado y no me puedo meter mucha presión porque hay pilotos buenísimos. El año que viene vamos a estar siete campeones del mundo peleando en esa categoría, será un campeonato con muchísimo nivel. Tengo a Toni Cairoli entrenando conmigo con lo cual tengo una buena referencia y puedo saber cuál será mi nivel.”

DM: Pero empezarán los piques entre los dos ¿no?

JP: “¿Piques? Ya los hay (risas) entrenando siempre nos empujamos uno al otro con ganas de mejorar. Estamos en el mismo equipo, con el mismo programa de entrenamiento y vamos a seguir igual, no hay ningún problema. Lo único que podríamos hacer es cambiar los horarios pero no creo que haga falta…”.

DM: ¿Se plantea un futuro en Estados Unidos?

JP: “Yo me siento muy bien compitiendo en el Mundial, no puedo estar en ningún sitio mejor, ya he cogido un estilo de vida en el que estoy cómodo y yo ahora soy feliz aquí. Estoy en el Mundial que tiene claramente un nivel más alto y eso también me motiva, ir a América sería como empezar otra vez de cero y por ahora no es el momento.Estoy feliz y eso es lo importante ¿no?”

DM: ¿Qué le pide al futuro?

JP: “Me gustaría ganar el Mundial de MXGP”.

DM: Lo suyo es que hubiera una cita en el calendario en España…

JP: “Es muy necesario que haya Gran Premio de España, fue una pena no tenerlo este año y espero que el año próximo se cumpla lo que hay programado, por justicia para los fans españoles que nos quieren ver en nuestra tierra”.

DM: ¿Nota que hay un mayor interés por esta categoría en España desde que ha sumado sus dos Mundiales?

JP: “Se han abierto los ojos y creo que en eso mis resultados han ayudado bastante, ahora está saliendo gente a los Europeos y la Federación está empezando a invertir, creo que ahora están haciendo las cosas bien”.

DM: Y para terminar, ¿qué le dice a ese aficionado que se ha acostumbrado a verle ganar fácilmente?

JP: “Aunque parezca fácil, las carreras nunca son fáciles, aunque ganes por muchos segundos. Te lo juro, un pequeño fallo es una caída y una caída te quita una victoria, lo habéis visto en Suecia… Lo que es fácil es cometer un error, lo complicado es hacerlo todo bien, no tener fallos, mantener la concentración todas las mangas, todo el fin de semana y toda la temporada y si lo consigues es porque has hecho bien el trabajo, no porque sea fácil. Que qué les digo, que mantengan la afición, que hay Prado para largo…¡Esperemos!”.

Entrevista: Diego Muñoz