Pic: Rich Shepherd

Justin Barcia protagonizó la primera salida de la temporada del AMA Supercross  2019, y se llevó una emocionante victoria en Anaheim 1 logrando además la primera victoria sobre la Yamaha.

Fue una noche perfecta para Barcia, que se llevó las victorias de la manga de calificación y del evento principal. La victoria tampoco fue fácil. A parte de las dificultades del circuito  y de los contendientes en la gran final, la Madre Naturaleza lanzó un desafío adicional, arrojando más y más agua en la pista. Sin embargo, Barcia agachó la cabeza y pilotó con maestría todas las vueltas, para llevarse su primera victoria de 450SX, victoria que se le resistía  desde Seattle en 2013.

Como complemento a una noche ya estelar para Yamaha en general, el compañero de Barcia, Aaron Plessinger, tuvo un impresionante debut. El novato fue capaz de luchar con los mejores, terminando tercero en su serie y sexto en el evento principal.

Segundo fue un rectorado Ken Roczen, que pilotó con cabeza y con gran regularidad, sin cometer errores, para comenzar con un notable segundo puesto, cerrando el podium Eli Tomac, con una gran remontada consiguiendo el último lugar del podium en las dos últimas vueltas.

Cuarto la gran sorpresa, Dean Wilson estuve liderando la carrera durante más de la mitad de la manga, pero sucumbió ante el empuje d elospilotos oficiales. mención especial también para Malcolm Stewart que cayó cuando atacaba la primera plaza y finalmente terminó séptimo.

Justin Barcía “Anaheim 1 fue un día increíble. Me divertí mucho en la práctica, luego, entrando en la manga, comenzó a llover un poco. No tuve la mejor salida, hice algunos buenos adelantamientos, tomé la delantera y gané”. Mi manga de calificación fue increíble, y me sentí realmente bien al ganar a la primera carrera. El evento principal fue realmente vertiginoso. Parecía complicado ver el inicio de 250, así que definitivamente me emocioné un poco. y nervioso y todos esos sentimientos que obtienes en la primera carrera. Tuve un comienzo bastante decente y subí a la tercera posición en poco más de la mitad de la carrera. Piloté de forma inteligente y traté de no cometer errores. Stewart cayó frente a mí y luego pude atacar más fuerte y atrapar al líder, coger la cabeza y pilotar de manera suave hacia la victoria. Para mí esto es increíble, no he ganado una carrera de 450 en más de seis años. Así que es una sensación bastante increíble. No podría ser mucho más feliz, estoy muy emocionada de ir a Phoenix. Sólo quiero quedarme , inteligente, suave, rápido, consistente y enfocado en el campeonato “.