Parecía que la victoria se le resistía a Ken Roczen después de su terrible lesión de hace tres años, y por fin, el alemán a vuelto a lo más alto del podium, además lo hace en una temporada llena de incógnitas, debido a su rendimiento, ya que el de Honda es capaz de lo mejor y de lo peor de fin de semana a fi de semana, debido a sus problemas físicos, que aún no se han conocido, pero que le obligan a no poner dar su 100% en determinados momentos.

Este fin de semana tocaba lo mejor, se encargó de dejarlo claro desde los entrenamientos al ser 3.2 segundos más rápido que el resto de las 450, Ken Roczen causó una gran impresión y no es de extrañar que rápidamente tomó el control de ambas carreras, ya que parecía moverse a un ritmo diferente del resto de sus competidores.

La primera manga es ganada por el alemán después de la caída de Tomac, el de Honda termina cruzando la meta en primer lugar por delante de Marvin Musquin, Justin Barcia, Zach Osborne, Jason Anderson y Joey Savatgy. Cooper Webb, víctima de una caída tiene que retirarse por problemas en la rodilla, termina su fin de semana en la primera manga.

La segunda manga comienza con Musquin liderando pero a partir de la vuelta 3 Ken Roczen coge la cabeza para no soltarla hasta el final de la manga, y anotarse un doblete y una victoria, que desde Budds Creek 2016 no conseguía,

En el podio, encontramos a Ken Roczen (1-1) por delante de Marvin Musquin (2-2) y Zach Osborne (4-4). Eli Tomac (7-3) terminó cuarto por delante de Jason Anderson (5-5).