YAMAHA MX PRO TOUR 2020

La cita anual donde Yamaha nos hace su presentación de modelos Off Road, se disputó el pasado fin de semana en el circuito Rocco´s Rach, junto al circuito de velocidad de Montmeló, en Barcelona, y cómo es habitual, unos pocos afortunados pudimos probar las motos un día antes que los propios aficionados, que brillantemente pensado por la marca, pueden tocar, probar y sentir los modelos que deseen, para que así puedan hacerse una idea mucho más directa de cómo van las Yamahas y así tomar su decisión de compra posterior, este año, la gran protagonista, la nueva y remodelada YZ450F 2020.

La jornada se iba a desarrollar con varias unidades disponibles, la YZ250, la YZ125, las YZ250F e YZ450F, y dos unidades con Kit GYTR de la YZ250F y la YZ450F, un menú delicioso que teníamos por delante en una mañana con un sol y temperatura espléndida, después de una semana con lluvias abundantes.

EL ESCANNER/LA FICHA TÉCNICA

Pocas novedades por no decir prácticamente ninguna en los modelos YZ125 e YZ250, que sólo reciben la habitual actualización estética, tampoco presenta novedades la YZ250F que ya recibió un cambio general la pasada temporada, que incluyó cambio de chasis, plástica y ergonomía, arranque eléctrico y motor actualizado que la colocaron en la élite de la categoría y que este año, sólo cambia la estética de los adhesivos inyectados.

La que se lleva todos los cambios de la marca es la YZ450F, la joya de la corona de Yamaha, se presenta este 2020 con una profunda renovación que, después de subirme encima de ella y rodar durante toda la jornada, me ha dejado encantado. 

Los cambios incluyen un nuevo chasis, que aunque exteriormente no parezca cambiar, si lo hace en el espesor de sus tubos, las vigas que abrazan el motor y dan forma a la parte alta de la moto son 5mm más finas, para reducir la rigidez y las vigas de la cuna son 5mm más gruesas, para aumentar la resistencia en la zona baja de la moto, además cambian los soportes del motor, lo que aporta algo menos de rigidez al conjunto haciendo esta 2020 una moto algo menos crítica en su conducción. Los frenos también cambian, el disco delantero cambia de diseño, y la pinza también, utilizando pistones de más superficie de fricción con el disco, y en el trasero se cambia la posición de la pinza en el basculante para que muerda el disco de manera más efectiva, además de cambiar la pinza, siendo esta, más ligera. El eje de la rueda delantera es ahora menos rígido, y la posición de conducción cambia de manera notable, con una espuma de asiento más rígida, nuevas estriberas y nueva posición de manillar, con torretas 5mm más bajas, estando ahora en la posición más alejada en la tija, que también cambia siendo ahora más ligera.

Pero las novedades no acaban aquí, el motor se modifica cambiando por completo la culata, siendo más compacta y 5mm más baja, lo que ayuda a bajar un poco el centro de gravedad, dentro de la culata las válvulas presentan un nuevo ángulo, siendo ahora 7º más rectos, además se ha trabajado en la cámara de combustión, siendo ahora más pequeña y aumentando su relación de compresión, nueva biela, nuevo colector de escape, reprogamación de la centralita y un filtro con nuevo diseño, con un centro de goma, que hace que la espuma quede más abierta con la rejilla de admisión. Y para terminar en el apartado motor, adopta el mando que ya montaba su hermana pequeña, la YZ250F en el manillar, para cambiar de mapa de motor.

Para finalizar con los cambios, las suspensiones modifican el setting, siendo ahora aún más efectivas, aunque parezca difícil mejorar las KYB, este año lo han conseguido.

AL PAREDÓN/ LA PRUEBA

YZ450F 2020

Con un circuito muy pesado debido a las lluvias, comenzamos la prueba, la primera toma de contacto, es con la nueva de la familia, la YZ450F 2020 nos recibe con un puesto de conducción muy cómodo, la bajada de las torretas se nota, y ahora, el manillar algo más bajo aporta una posición mejorada bajo mi punto de vista, tacto de freno y embrague sobresaliente, personalmente sigo siendo seguidor del embrague de cable, me gusta mucho más su tacto, ese notar más el motor y poder graduarlo con mi mano me sigue aportando más confianza, el motor con la curva estándar tiene un primer golpe de gas con más músculo que el año pasado, pero sin llegar a ser brusco. Una vez lanzada, la YZ450F es una maravilla, empuja sin fisuras, con un motor potente y rebosante de par, que con las roderas que se van haciendo en el circuito, nos aporta una seguridad máxima, sabiendo que en cualquier momento que necesitemos empuje lo tendremos, pero sin sobresaltos, con una entrega lineal y con una banda de utilización muy amplia y una estirada hasta el infinito, la YZ450F 2020 empuja algo más que la 2019 y nos permite rodar, muy, pero que muy deprisa, sobre todo en las zonas reviradas, ya que la 450 entrega la potencia en la zona media de forma extraordinaria, lo que hace que podamos concentrarnos en atacar las curvas sin preocuparnos de que el motor nos saque de nuestro sitio. 

En la segunda tanda con la YZ450F nos decidimos a cambiar a la segunda curva, programada para una entrega más suave, y para mi gusto, la moto mejora, porque en la transición media-alta, no lo hace con tanta violencia como con la curva estándar y nos permite no estar tan pendiente del motor, y si más de la conducción, la posibilidad de cambiar de mapa con un simple botón, es un gagget necesario, que este 2020 hace de esta 450 una moto más polivalente y más adaptada a todos los niveles de pilotaje.

En cuanto al chasis de la YZ450F, sólo se me ocurren elogios, ¡Qué maravilla de chasis!, el cambio a un chasis más flexible aporta una comodidad superior a la nueva YZF, puedes atacar mejor las curvas, tanto rápidas cómo lentas, el chasis una vez dentro de la curva es extremadamente noble, y aporta una precisión inigualable, esta moto va sobre raíles, y aporta una seguridad mejor en la rueda delantera que el modelo anterior, y esto, la hace una mejor moto desde el primer momento, y si a esto le sumamos el paso adelante en las suspensiones, hacen que este 2020, la Yamaha está a la cabeza en cuanto a comportamiento de la categoría. La horquilla es una “pasada”, el bache pequeño lo absorbe de manera fantástica, pero cuando el circuito se empieza a romper, y los baches son mucho más grandes, la YZF450 te permite seguir apretando y subiendo tu ritmo, porque se comen todo lo que le echen, aquí supera a su hermana pequeña, ya que, aunque monten la misma horquilla, los setting son más acertados en la 450 que en la 250.

Para terminar, el freno delantero nos aporta más potencia, sin perder tacto, y ahí también supera al modelo anterior.

Además del modelo de serie, también pudimos subirnos en la YZ450F en configuración GYTR, que monta culata modificada, pistón de alta compresión, árboles de levas y escape Akrapovic, si en la 450 de serie la potencia sobra, en la GYTR rebosa, el Par motor sigue siendo fantástico, pero el motor empuja más, y con más violencia en la zona baja de revoluciones, la 450 en configuración GYTR es una moto más seria, para el que necesite más carácter puede ser una opción. Una cosa que nos ha sorprendido es el asiento, que también cambia en esta moto y parece modifica algo la postura de conducción, mejorándola bajo mi punto de vista.

Después de bajarme de la YZ450F 2020, me doy cuenta que en Yamaha han conseguido una moto rozando el sobresaliente, el comportamiento mejora al modelo 2019, y la hace más asequible a cualquier piloto, tanto el piloto PRO que necesita una moto de carreras recién salida de la caja, como del piloto que sólo monta los domingos y quiere una moto que no le complique la vida. Un solo pero, la anchura del conjunto, la YZ450F sigue siendo la más gordita de la categoría y esto la hace algo menos cómoda que la competencia.

YZ250F 2020

La segunda manga nos toca subirnos a la YZ250F, confieso que es mi moto, la que utilizo todos los fines de semana, y por eso me resulta una moto muy familiar nada más subirme a ella, la posición de conducción es algo menos natural que la 450, las estriberas algo altas y el manillar algo más alto, no termina de gustar a todos los pilotos, los puños de serie duros, aunque a mí no me disgustan, embrague fantástico, en tacto y resistencia y asiento con dureza intermedia, que hacen de una posición de conducción buena, mejorada ya en 2019, pero sigue penalizando la anchura de la zona de los radiadores, aunque menos que en el modelo 2018.

La 250 tiene un motor sobresaliente, el mejor de la categoría, quizá no sea el más potente, quizá no sea el que más corre en la zona alta de revoluciones, pero en conjunto, el motor de la Yamaha es magnífico, una zona baja muy llena, unos medios maravillosos, y una zona alta que no desmerece, que hacen de la YZ250F una moto muy fácil de conducir, y que como su hermana mayor, sirve tanto a pilotos PRO, como a pilotos aficionados. Si necesitamos un motor más adaptado a nuestros gustos, sólo tenemos que utilizar el Yamaha POWER TUNER y crearnos un mapa que nos guste más, tan sencillo como eso, pero repetimos, el mapa más agresivo de los que trae de serie la moto, es sencillamente magnífico, aportando muchos bajos y medios y una respuesta arriba suficiente para cualquier nivel de piloto.

El chasis de YZ250F sigue la línea marcada por Yamaha en los últimos años, moto fácil de conducir y polivalente, aunque desde el año pasado algo más radical, que sirve para todo tipo de circuitos y circunstancias, la 2020 es una moto que con el cambio de chasis y suspensiones hecho el año pasado, sube el nivel, la moto entra en curva fácil, es una moto precisa y que te permite rodar muy deprisa, pero cuidado, como el año pasado, la YZ250F necesita que ataques cada curva, que te emplees a fondo con la moto, y que hagas trabajar la horquilla, que con un settings menos cómodo, digamos más PRO, hace la conducción más exigente a nivel concentración y físico, con lo que los que hayáis tenido una 2018 o anterior, necesitaréis un periodo de adaptación, ya que esta moto no es tan  fácil o cómoda como las anteriores. 

Pasado ese proceso, esta moto es una maravilla, quizá no sea la moto más precisa de la categoría, pero es muy equilibrada y noble, responde a las mil maravillas tanto en zonas reviradas como en zonas rápidas, y te permiten rodar muy rápido, en todo este comportamiento, tiene mucho que ver las excelencias de las suspensiones, las alabadas Kayaba en su configuración SSS son simplemente lo mejor que hay en el mercado actualmente, y aunque el setting en la horquilla no termina de convencernos para nuestro nivel, siguen siendo sobresalientes, absorben los grandes impactos sin titubear, en el bache pequeño trabajan de maravilla para que nuestros brazos ni los noten, y cuando el circuito está algo más roto, sobre baches más grandes, siguen trabajando de maravilla, pero es aquí donde quizá la horquilla, se vuelva algo más duran y nuestros brazos lo acaban notando.

Después de bajarnos de la YZ250F, pudimos dar unas vueltas sobre la versión GYTR de la 250, el motor potenciado con diferentes piezas en el motor y con escape Akrapovic, se nota mucho, la moto empuja mucho más en la zona alta, verdaderamente es una mejora notable, si alguien quiere más “chicha” la GYTR es una opción, realmente para un piloto que compite, y se lo puede permitir, es una opción espectacular, la moto sube de vueltas mucho más rápido, para llegar a la zona alta que es donde está la mejora más notable, y aquí es donde la GYTR vuela, eso sí, toda esta mejora, viene con un pequeño sacrificio, y es que los excelentes bajos de la YZ250F de serie se ven algo mermados, aun así el enfoque de esta moto, es para alguien que tiene un nivel de conducción, que la pérdida de bajos no represente ningún problema.

Terminando con la YZ250F, sigue siendo una referencia en la categoría de 250, una moto equilibrada, eficaz, con un motor maravilloso, que nos facilita la vida en cualquier circunstancia, y que acompaña a un chasis muy preciso y equilibrado, que con las excelentes suspensiones, hacen de esta YZ250F una superventas que llena muchos de los circuitos de los que frecuentamos cada fin de semana.